Y con este título inauguro el blog. Lo considero apropiado, porque como programador, este título da nombre a la primera aplicación que desarrollas al aprender un lenguaje de programación nuevo. Como estos son mis comienzos en wordpress y la blogósfera, creo que todo encaja.

Este primer post pretende ser una breve declaración de intenciones sobre el futuro de esta bitácora. He explicado bastante bien en este enlace que es lo que me ha motivado a dar este paso y hacia donde pretendo ir, pero desconozco si seré capaz de mantener este hueco personal en la red de la forma que se merece.

Cuando la web 2.0 estalló y hubo el gran “boom” de los blogs yo no me subí al carro, principalmente, porque tenía bastante con mi trabajo del día a día y no consideraba que fuese a aportar nada de valor. Con el tiempo la presencia en la red pasó de ser un privilegio a algo cotidiano y, hoy en día, es algo obligatorio si pretendes competir en el mercado laboral.

La búsqueda de empleo de “forma tradicional” empieza a dejar un hueco a un nuevo modelo en el que las empresas buscan información online sobre sus candidatos, un modelo en el que antes de la entrevista se determina si mereces incorporarte a la plantilla evaluando tus aptitudes y tu actitud fuera del empleo. Quizás esto sea lejano o, sencillamente, una predicción errónea; pero creo que los trabajadores TIC van a tener que cuidar muchísimo más lo que hacen en la red si pretenden aspirar a puestos RR (remunerados y reconocidos).

Dejando de lado estas divagaciones… ¿qué vas a poder encontrar aquí?, principalmente noticias relacionadas con el mundo de la informática y la tecnología, conocimientos concretos que consideraré lo suficientemente útiles como para compartir, entradas de posts más relajadas centradas en el ocio tecnológico y, en raras ocasiones, entradas que poco tengan que ver con esto.

Como no quiero que esto se extienda mucho más, voy a ir dejando esta entrada con un: “espero que esto tire adelante”.